fbpx

VIH/SIDA

El VIH, virus de inmunodeficiencia humana, es un patógeno que ataca el sistema inmunitario destruyendo los glóbulos blancos. Dado que su ataque debilita el sistema inmunitario, los pacientes contagiados están más propensos a contraer infecciones graves y desarrollar otros tipos de enfermedades.

SIDA o síndrome de inmunodeficiencia adquirida, es la denominación de la enfermedad producida por este virus, por lo tanto corresponde a la etapa final de la infección por VIH. No todas las personas con VIH desarrollan SIDA.

El VIH suele contagiarse a través de relaciones sexuales sin protección con una persona infectada, intercambio de agujas contaminadas o por contacto con la sangre de una persona infectada. Además, las mujeres pueden infectar a sus bebés durante el embarazo o el parto.
Los primeros síntomas de la infección por VIH suelen ser inflamación de los ganglios y síntomas parecidos a la gripe.

Las manifestaciones orales por la infección del virus VIH también pueden ser, en ocasiones, el primer signo de la enfermedad y, en muchos casos, un indicador de la progresión de la infección hacia el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA).

Actualmente, gracias a la ayuda de los tratamientos antirretrovirales, y en concreto tras la aparición de los tratamientos antirretrovirales de gran actividad (TARGA), la prevalencia de las lesiones orales asociadas con el VIH está disminuyendo paulatinamente.
Las manifestaciones en la boca por VIH/SIDA, puede ser de diversa índole. A nivel de la mucoas bucal pueden producirse heridas, llagas, aftas o úlceras, que no sanan con el tiempo. Estas úlceras suelen ser muy dolorosas y autolimitantes para los enfermos, lo que imposibilita hacer su vida normal, pues hay dolor al tragar comer e inclusive hablar, con el consiguiente deterioro de la calidad de vida.

Estas manifestaciones orales pueden comprometer labios, mejillas, lengua, paladar. También pueden afectar la faringe y la laringe.
Dentoxol® arrastra y elimina células muertas y partículas presentes al interior de la boca, realizando una exfoliación suave que estimula el proceso natural de regeneración de las lesiones bucales.

Dentoxol® mejora la humectación y lubricación de la boca, reduciendo la sequedad bucal, ayudando a la protección de las células de la mucosa.

En la medida que las lesiones bucales pierden profundidad, se reduce progresivamente el dolor.
Instrucciones de uso para lesiones bucales ulcerativas complejas:
Para asegurar la efectividad del producto, te recomendamos seguir las siguientes instrucciones:
  • Cepillar los dientes con pasta dental usando un cepillo suave.
  • Si es posible, cepillar suavemente la lengua (en ella también se acumulan bacterias).
  • Enjuagar con abundante agua.
  • Verter 7,5 ml de Dentoxol® en el vaso dosificador que acompaña al frasco.
  • Mover la solución dentro de la boca durante 2 minutos, asegurándose de cubrir completamente la cavidad oral.
  • Lavar el vaso dosificador con abundante agua, tapar cuidadosamente el envase y volver a introducir ambos en la caja del empaque.
  • Guarde este producto a temperatura ambiente (no mayor a 25ºC) y lejos de la incidencia directa de la luz.
  • Repetir este procedimiento 5 veces al día. Para ello, proponemos los siguientes horarios:
  • Al levantarse, luego de lavarse los dientes.
  • A media mañana.
  • Después del almuerzo, luego de lavarse los dientes.
  • A media tarde.
  • Antes de acostarse, luego de lavarse los dientes.

Es de suma importancia tener constancia en la realización de los enjuagues.

CONTÁCTANOS

¿Quieres más información o tienes alguna duda?