LESIONES DE LA MUCOSA BUCAL ORIGINADAS POR FÁRMACOS QUE AFECTAN LA MUCOSA

¿Qué es la psoriasis?

La psoriasis es una enfermedad frecuente de la piel que acelera el ciclo de vida de las células cutáneas, haciendo que las células se acumulen rápidamente en la superficie de la piel. Se estima que el 2,2% de la población a nivel mundial la padece.

Las células cutáneas normales crecen en lo profundo de la piel y suben hasta la superficie aproximadamente una vez al mes. Cuando una persona tiene psoriasis, este proceso ocurre en 14 días en lugar de 3 a 4 semanas. Las células cutáneas excedentes forman escamas y manchas rojas en la piel que causan comezón y a veces dolor.

El síntoma principal de la afección son placas de piel irritadas, rojas y descamativas. Las placas se observan con mayor frecuencia en los codos, en las rodillas y en la parte media del cuerpo.

La psoriasis es una enfermedad autoinmune, que suele aparecer y desaparecer.

Por el momento, no existe una cura para la psoriasis, sin embargo, los síntomas se pueden controlar. El objetivo principal del tratamiento es detener el crecimiento acelerado de las células cutáneas.

Uno de los fármacos que se utiliza para el tratamiento de la psoriasis es el metotrexato. El mecanismo de acción del metotrexato en la psoriasis es la inhibición de la división celular. Lamentablemente, un efecto adverso de este fármaco es que pueden presentarse lesiones en la cavidad oral de los pacientes.

¿Cómo se manifiestan las lesiones en la mucosa bucal por los fármacos utilizados en el tratamiento de la psoriasis?

Las células de la mucosa bucal se reproducen rápidamente y esto las hace particularmente vulnerables al tratamiento con metotrexato.

Frecuentemente los pacientes se quejan de una o más úlceras en la boca, que son muy dolorosas y les provocan molestias al alimentarse e incluso al hablar.

Los pacientes que ingieren altas dosis de metotrexato tienen más probabilidades de presentar inflamación y llagas en la boca.

¿Cómo actúa Dentoxol®?

Dentoxol® arrastra y elimina células muertas y partículas presentes al interior de la boca, realizando una exfoliación suave que estimula el proceso natural de regeneración de las lesiones bucales.

Dentoxol® mejora la humectación y lubricación de la boca, reduciendo la sequedad bucal, mejorando el control de patógenos, ayudando a la protección de las células de la mucosa.

En la medida que las lesiones bucales pierden profundidad, se reduce progresivamente el dolor.

¿Cómo utilizar Dentoxol®?

Instrucciones de uso para lesiones bucales ulcerativas complejas:
Para asegurar la efectividad del producto, te recomendamos seguir las siguientes instrucciones:
  • Cepillar los dientes con pasta dental usando un cepillo suave.
  • Si es posible, cepillar suavemente la lengua (en ella también se acumulan bacterias).
  • Enjuagar con abundante agua.
  • Verter 7,5 ml de Dentoxol® en el vaso dosificador que acompaña al frasco.
  • Mover la solución dentro de la boca durante 2 minutos, asegurándose de cubrir completamente la cavidad oral.
  • Lavar el vaso dosificador con abundante agua, tapar cuidadosamente el envase y volver a introducir ambos en la caja del empaque.
  • Guarde este producto a temperatura ambiente (no mayor a 25ºC) y lejos de la incidencia directa de la luz.
  • Repetir este procedimiento 5 veces al día. Para ello, proponemos los siguientes horarios:
    Al levantarse, luego de lavarse los dientes.
    A media mañana.
    Después del almuerzo, luego de lavarse los dientes.
    A media tarde.
    Antes de acostarse, luego de lavarse los dientes.

ES DE SUMA IMPORTANCIA TENER CONSTANCIA EN LA REALIZACIÓN DE LOS ENJUAGUES.

CONTÁCTANOS

¿Quieres más información o tienes alguna duda?